¿Sabrías cómo actuar ante un supuesto caso de maltrato infantil?

EL MALTRATO INFANTIL ¿Y YO QUÉ DEBO HACER?

Cuando una persona detecta o tiene sospechas de que un o una menor puede estar sufriendo una situación de maltrato puede hacer dos cosas: ponerlo en conocimiento o no. Existen casos en los que el maltrato es bastante más evidente y puede observarse de manera directa a través de alguna situación en plena vía pública, en la que existan más testigos que hayan presenciado el hecho y que sin lugar a dudas debe ser denunciada ante las autoridades. ¿Pero qué ocurre cuando estas situaciones de maltrato no son tan evidentes? Puede ser que estemos hablando de negligencias en cuanto a los y las menores que se dan de manera continuada o con aspectos que puedan ser algo más relativos como horarios inadecuados o falta de aseo.

Muchas personas que presencian este tipo de hechos tienen la duda de si deben denunciarlos o no. En caso de no dar el paso se quedan con la incertidumbre de si realmente estas pequeñas situaciones que han observado pueden esconder hechos más graves y si los y las menores estarán bien. ¿Pero por qué no denunciar? En la gran mayoría de los casos encontramos que las personas que presencian esto tienen miedo a denunciar por si se les piden datos personales y más tarde se verán implicadas en un proceso judicial o por si realmente las cosas no son tal y como las perciben y puedan estar perjudicando a ese padre o esa madre que en realidad sólo hace las cosas lo mejor que puede.

El objetivo de este texto es dar a conocer qué es lo que se puede conseguir y qué puede ocurrir en caso de notificar el maltrato a niños y niñas. Es vital desmitificar algunos aspectos en cuanto a esto, ya que las falsas creencias pueden paralizarnos y hacer que no hagamos aquello que creemos que debemos hacer.

Hemos visto muchas películas en las que los servicios sociales entran a una casa y se llevan de manera abrupta e injusta a un niño o una niña por culpa de un vecino o una vecina que ha llamado para denunciar. Pero, ¿tiene esto algo que ver con la realidad? Evidentemente no. Estamos hablando de cine, de Hollywood. En ningún caso un niño o una niña será separado de su núcleo familiar por una mera denuncia, sin que antes se haga un seguimiento y una evaluación. Para que algo así llegue a suceder es necesario que existan situaciones bastante graves que deben comprobarse y en cuyo estudio participarán los diferentes agentes sociales (colegio, centros de salud, servicios sociales) que deben emitir diversos informes al respecto. Sin ir más lejos, en el propio marco jurídico español la adopción está considerada como la última medida protectora del menor. Antes de esto se deben, en primer lugar, realizar actuaciones de prevención en el propio núcleo familiar y en caso de que la prevención no sea suficiente se optará por un acogimiento familiar o residencial, siempre previendo la reinserción de ese o esa menor a su núcleo familiar una vez modificadas las condiciones que hicieron que se tomaran dichas medidas. La realidad es que el número de adopciones es bastante más bajo que el número de acogimientos: en el Boletín de datos estadísticos de medidas de protección a la infancia de 2016 obtenido a partir de los datos recabados en el año 2014, observamos que el número de adopciones fue de 606 frente a los 19.119 acogimientos que se produjeron este mismo año.

En nuestro país existe un protocolo de intervención básico contra el maltrato infantil (el cual podrás descargar en el enlace que encontrarás al final del texto para una lectura pormenorizada) en el que se insta a toda la ciudadanía a comunicar a la autoridad o sus agentes más próximos cualquier situación de riesgo o posible desamparo. Además el ámbito sanitario, el educativo, el policial y el social tienen protocolos propios de actuación ante estos casos y las personas que trabajen en ellos estarán más familiarizadas con el procedimiento que se ha de llevar a cabo, pero ¿Qué debe hacer la ciudadanía si tiene sospechas de un caso de maltrato en la infancia? Esto es especialmente importante si hablamos de primera infancia,  ya que los niños y niñas más pequeños son más vulnerables y tendrán más dificultades a la hora de comunicar lo que les está ocurriendo.

Las ciudadanía tiene varias opciones para dar a conocer estos casos:

  • Tal y como se indica en el Protocolo anteriormente mencionado, poner en conocimiento de los Servicios Sociales Municipales la información de que se disponga sobre el caso en cuestión. Los y las profesionales se encargarán de valorar el caso y de tomar las medidas oportunas. Posteriormente la intervención podrá realizarse desde atención primaria para poner en marcha medidas preventivas dentro del propio núcleo familiar, sin que sea necesario que el o la menor lo abandone. Si el caso reviste más complejidad podrá ser derivado al Servicio Especializado de Menores. Esto quiere decir que no necesariamente al poner en conocimiento de los Servicios Sociales Municipales un posible caso de maltrato el niño o la niña va a ser separado de su familia, tal vez sólo sean necesarias intervenciones como la orientación familiar o la asistencia a diferentes talleres para que los hechos se normalicen. Tal vez si no pusieras en conocimiento tus sospechas podría agravarse la situación con el tiempo.
  • Si presencias de manera directa algún tipo de maltrato a un o una menor, lo que debes hacer es notificar los hechos llamando al 091 para que una patrulla se persone y pueda evaluar la situación. En este caso no estarás denunciando sino alarmando sobre lo que está ocurriendo. En caso de que el maltrato no esté ocurriendo en el momento o hayas decidido denunciarlo más adelante, se pueden denunciar los hechos en una comisaría de policía. Cabe mencionar que no es obligatorio dar los datos personales para denunciar estos hechos, pero siempre es mejor hacerlo por si a lo largo del proceso fuera necesario contactar contigo para que aportes más información o poder actuar como testigo (hecho que no ocurriría en caso de no aportar los datos).
  • Por último puedes ponerte en contacto con la Fundación ANAR de ayuda a niños y adolescentes en riesgo, a través del teléfono que aparece en la imagen. Vemos como una de las dudas específicas a tratar son las sospechas de los vecinos y vecinas de situaciones de maltrato. Cabe mencionar que ANAR también tiene un teléfono gratuito,  para atender llamadas anónimas cursadas por los y las propias menores. (900 20 20 10)

IIF

Para terminar, es importante destacar que muchas veces la prevención dentro de los núcleos familiares se lleva a cabo con los propios recursos existentes para la infancia y la familia (por ejemplo centros de día, ludotecas municipales, escuelas infantiles municipales o Programas específicos para la infancia y la familia que se llevan a cabo en los diferentes Ayuntamientos). A las personas que trabajen o tengan la intención de trabajar en un futuro con este colectivo les puede ser de gran ayuda conocer estos recursos así como la legislación existente en esta materia, ya que de este modo la visión en cuanto a las herramientas existentes para trabajar la prevención puede ser más amplia y la actuación se puede realizar de manera más eficaz.

Gabriela Moreno San Vicente

Diplomada en Trabajo Social especialista en Intervención con Infancia y Familia
Formadora en Asociación Entrelazados

Anuncios

About Asociación Entrelazados

Asociación sin ánimo de lucro (ONG) que trabaja en formación para el empleo de colectivos y personas en riesgo de exclusión social en Canarias.

¡Nos alegrará que comentes! ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

equipos&talento: noticias

Entrelazados: locos por la formación.

Psicocode

Entrelazados: locos por la formación.

El blog de Víctor Candel

Un blog de Recursos Humanos sobre Reclutamiento 2.0, Selección de Personal y empleabilidad

AFLabor

Blog sobre Derecho Laboral, Recursos Humanos y Empleo

Revista CanariasEmplea

Un blog de Funcatra

A %d blogueros les gusta esto: